16 July 2012

In la biblioteek


Forced out of the rambling walls of my shire I ran for shelter through the wet streets of this flat city. I seek out my shelter, my temple of knowledge where is dry, quiet and warm. The place where I can rest my thoughts and immerse myself inside worlds of immeasurable limits, except for the language limit that is. Countless delicates chests filled with wisdom out of my reach as I still need to learn their dialog. And I surround myself with five to six different worlds in terms I can actually comprehend. Which one shall I travel to? Which one will gain my heart thirsty for a great adventure? I explore them one by one. Until I need to obey nature's command. And today I see, that my sweet temple of truth has succumb to the so hated local tradition of making the peasants pay for the release of nature's oppression. This is one of the few things I resist to admire from this magical kingdom of thin crunchy potatoes and two wheeled vehicles. But here I sit, writing in riddles, about a place where I like to rest, a place where I go to see the world in a quiet and dry spot at the end of the dungeon's walls. Even if now I need to pay to cross the bridge and obey our mother's decreed.


Love.

Forzada fuera de los gemidos de las paredes de mi comarca, me encontré en busca de un refugio por las calles mojadas de esta plana ciudad. Busco mi refugio, mi templo del saber, seco, tranquilo y acogedor. El lugar donde puedo descansar mis pensamientos y sumergirme en mundos de límites si límites, exceptuando el límite de su lenguaje claro está. Innumerables tesoros delicados llenos de sabiduría fuera de mi alcance ya que aún estoy por conocer sus diálogos. Y me rodeo con cinco a seis mundos en términos que si puedo comprender. ¿A cuál viajaré? ¿Cual ganará este corazón de sed por la aventura? Los exploro uno a uno. Hasta que tengo que obedecer el comando de la naturaleza. Y hoy veo, que mi dulce templo de la verdad se ha sucumbido a la tradición mas despreciada de este reino, aquella de hacer a los campesinos pagar para la liberación de la opresión de la naturaleza. Esta es una de las pocas cosas a las que me rehuso admirar de este reino de patatas finas y tostadas y de vehículos de dos ruedas. Pero aquí me encuentro, escribiendo en prosa, sobre el lugar en que descanso, el lugar a que acudo a ver el mundo en un lugar callado y seco al final de las paredes del calabozo. Aun así cuando tengo que pagar para cruzar el puente y obedecer el decreto de nuestra madre naturaleza.

Con amor.


(Ik zou deze entry niet in Nederlands schrijven... Zij zijn veel moeilijke woorden... En ik heef bijna een hoofdpijn. Het spijt me.)

< > Home
she wirtes © , All Rights Reserved. BLOG DESIGN BASED ON Sadaf F K.